Introducción a la medicina regenerativa aplicada a la medicina estética

Dr. Hernán Pinto · Medicina Estética · 26/02/16
Introducción
Objetivos

Existen múltiples definiciones para el envejecimiento, todas con sutiles diferencias e implicancias: es el conjunto de cambios anatómico-fisiológicos que experimentan los seres vivos como consecuencia del paso del tiempo. Pero también es: “el proceso que progresivamente convierte a adultos fisiológica y cognitivamente sanos en individuos menos sanos, con una mayor vulnerabilidad a las lesiones, enfermedades y a la muerte” (Miller et al, 1999). También podría definirse (de forma más correcta según Jenkins, McColl y Lithgow –en Brocklehurst et al, 2007-) como: “un aumento de la tasa de mortalidad específica con la edad”. Los cambios son a su vez, el origen y la consecuencia de todo tipo de disfunciones biológicas y de la pérdida de las capacidades adaptativas de un ente biológico a su entorno. Lentamente, el deterioro funcional da paso al daño estructural y las pequeñas descompensaciones que aún eran pasibles de control y solución, se transforman en las huellas irreversibles del daño acumulado -bystander damage- que el organismo ha sufrido por haber estado expuesto a diferentes agentes deletéreos a lo largo de su vida. Los cambios que el ser humano sufre como parte de su proceso de envejecimiento son innegables. Pero para poder plantear un enfoque terapéutico global y coherente del envejecimiento, se ha tornado de la máxima importancia el poder distinguir entre los distintos tipos de cambios (Brocklehurst et al, 2007): a) patológicamente neutros y relacionados con la edad, b) que pueden atribuirse al desarrollo de una o más patologías relacionadas con la edad, c) que pueden causar o indicar una patología evidente.

En definitiva: envejecemos y nos deterioramos y junto con este deterioro merma parte de nuestra belleza. ¿Pero cómo le ponemos freno? Una de las respuestas más fáciles e intuitivas es: la medicina estética. Sin embargo, ésta sólo puede resolver parte del problema. La medicina regenerativa aplicada a la estética está cobrando un auge impresionante debido a que no sólo mejora la belleza, sino que esta mejora surge a partir de la regeneración de los tejidos dañados y de la reversión del deterioro que han sufrido.

Al finalizar el curso el alumno debe poder:

  • Entender qué es la medicina regenerativa.
  • Comprender conceptos básicos como: injerto, implante, autólogo, célula madre o fracción estromal-vascular.
  • Entender por qué es tan importante incluir a la Medicina Regenerativa en los tratamientos de Medicina Estética.
  • Evaluar el alcance clínico de las aplicaciones terapéuticas.
  • Analizar la evidencia que sustenta a cada tratamiento.
  • Apreciar el potencial prácticamente infinito de la medicina regenerativa.
  • Iniciar el estudio en profundidad de cada uno de los tratamientos presentados.
  • Sopesar los riesgos y los beneficios de este tipo de tratamientos.
  • Explicar brevemente los conceptos aprendidos.
  • Responder el cuestionario final con soltura. 

"4Doctors es un recurso indispensable para cualquier médico especialista"

— Dr. García Fernández   Cardiólogo especialista en imagen cardiaca